© Texnai. Museo Arqueológico de Asturias

Probablemente una de las piezas más sobresalientes del arte mobiliar cantábrico, a la altura de las esculturas procedentes de yacimientos del Pirineo francés. Destaca su naturalismo, el detalle en el tratamiento anatómico, marcando incluso los anillos de crecimiento en la cornamenta. La perforación de la oreja indica su uso como colgante o aplique. La perfecta ejecución del hueco del ojo quizá sirvió para engastar una piedra o rellenarlo de colorante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s