Costilla con representaciones de cabras en sus dos lados; el lado que se muestra las presenta en visión frontal, de acuerdo a un convencionalismo decorativo del arte mobiliar cantábrico. Definida como una representación de “cabra alerta”, conforma un marcador gráfico del magdaleniense cantábrico avanzado. La pieza de Llonín, que manifiesta claros paralelismos en bloques de piedra procedentes de Abauntz (Navarra), se encuentra expuesta en el Museo Arqueológico de Asturias.