“Teniendo en cuenta el momento de la investigación, los recientes estudios se han centrado especialmente en aspectos geológicos y cronológicos, avanzando en datos sobre industria, fauna y paleoantropología” (Mario Menéndez, 2009)

Cierva grabada sobre una tibia de ciervo. © Mario Menéndez. Museo Arqueológico de Asturias
Cierva grabada sobre una tibia de ciervo. © Mario Menéndez. Museo Arqueológico de Asturias

LA GÜELGA es en realidad un conjunto de cuevas y abrigos situados en la cuenca media del río Sella, en las proximidades de Cangas de Onís.

Conocida desde antiguo por las frecuentes visitas de grupos de espeleología y por la realización de sondeos furtivos, la primera valoración científica de la cueva de La Güelga se hace en 1986. Ha sido objeto de diferentes campañas de excavación e investigación arqueológica a lo largo de la década de los años 90, dirigidas por Mario Menéndez. Se han documentado restos de ocupaciones que se dataron en el Auriñaciense, el Solutrense y el Magdaleniense.

Aunque no se han encontrado vestigios de arte rupestre, los niveles magdalenienses han proporcionado una notable colección de objetos decorados, que se suman de manera destacada a los hallados en Las Caldas, La Viña, Tito Bustillo, Llonín o la cercana cueva de El Buxu. Entre las piezas más sobresalientes destaca un fragmento de flauta o silbato; varios colgantes, entre los que destacan dos de ellos, realizados sobre hioides de ciervo o dientes de carnívoro, y que se caracterizan por profundos entalles en los bordes (a semejanza de piezas halladas en las cercanas Tito Bustillo o Llonín, pero también en las más alejadas Abauntz o La Marche); y un fragmento de tibia de ciervo con tres esplendidas ciervas grabadas.

Los trabajos más recientes han consistido en la ampliación de las zonas de excavación, con nuevas áreas de trabajo, algunas en sectores exteriores. Las valoraciones de la industria de los niveles inferiores permiten apuntar a una ocupación musteriense. Entre los restos de fauna aparece una pieza dentaria de mamut y también el fragmento de una pieza dental humana. Se obtienen seis nuevas dataciones radiocarbónicas procedentes de restos óseos, con señales de manipulación antrópica y algunas de las fechas obtenidas, y ya calibradas, remiten al Paleolítico medio.

 

iconpdf

M. Menéndez, E. Quesada et alii: “Excavaciones arqueológicas en la cueva de La Güelga (Cangas de Onís), en Excavaciones Arqueológicas en Asturias 6 (2003-2006), 2009, pag. 209-221 (700 kb)

copy-barra_arte.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s