“Constituye esta caverna, aparte del valor prehistórico que encierra, una de las más bellas de Asturias, pero también la de más dificil estudio” (Eduardo Hernández-Pacheco, 1919)

Vista del Camarín de La Peña de Candamo. © Juanjo Arrojo. Principado de Asturias, Consejería de Cultura
Vista del Camarín de La Peña de Candamo. © Juanjo Arrojo. Principado de Asturias, Consejería de Cultura

LA PEÑA DE CANDAMO está situada en la localidad de San Román, en el valle bajo del río Nalón. Cerrada al público en 1979 debido a graves problemas de conservación, reabre de nuevo en 1994, sometida a fuertes restricciones en el sistema de visita pública.

Descubierta en 1914, por Eduardo Hernández-Pacheco y El Conde de la Vega del Sella, los resultados de su investigación son publicados en 1919, en una obra notable que a día de hoy sigue siendo referencia para el estudio de la cavidad.

El contenido artístico se distribuye en dos zonas principales: el Salón de los Signos Rojos y el Gran Salón, que acoge la mayor parte de representaciones artísticas de la cueva. Al margen de abundantes restos de pintura roja y algunos grabados realizados en un pequeño mogote estalagmítico, son tres las zonas donde aparece la mayor parte de representaciones artísticas. El Muro de los Grabados concentra en dos espacios separados por una concreción caliza, representaciones pintadas y grabadas de toros, caballos, cérvidos y cabras, al margen de signos y puntuaciones. Se combinan técnicas de grabado y pintura en tonos rojos y negros en abigarrada superposición, que no permite apreciar con claridad el conjunto de representaciones presentes. Sin embargo, un análisis cuidadoso saca a la luz una evidente simetría dominada por dos grandes figuras de bovino y dos cérvidos marcados con trazos lineales que otorga al panel un gran equilibrio compositivo.

Al lado, sobre un talud, se destaca la expresiva figura de un caballo en perfil derecho, junto a otros restos de pintura.

Finalmente, entre dos grandes conjuntos estalagmíticos pintados de rojo, se abre un camarín a varios metros de altura con figuras animales entre las que destaca un caballo pintado en tono ocre. Expuesto como una efectista escenografía, su ubicación provoca un notable impacto visual en el espectador. A la izquierda del camarín, el repertorio gráfico culmina con una figura de cabra, sencilla pero muy expresiva.

huellas de asturias

Huellas de Asturias: El Camarín de la Peña de Candamo

 

MÁS INFORMACIÓN:

LA PEÑA DE CANDAMO. INVESTIGACIÓN

LA PEÑA DE CANDAMO. CUEVAS VISITABLES

Arte rupestre paleolítico de Asturias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s