Contorno recortado de La Viña. © Javier Fortea. Museo Arqueológico de Asturias

Los contornos recortados son objetos estandarizados, realizados sobre un hueso plano (hioides de bovino o caballo), y que reproducen cabezas de caballos, y en menor proporción cápridos (cabra o rebeco). Las perforaciones practicadas permiten apuntar a su uso como colgante o aplique para la ropa. No solo el resultado final presenta enormes similitudes entre los distintos yacimientos donde aparecen, sino que la cadena operativa es idéntica. Los hallazgos se distribuyen desde Asturias hasta la costa mediterránea francesa, aunque su origen parece ser pirenaico.