Ciervas grabadas en la Gran Hornacina de La Lluera. © Sergio Ríos, Principado de Asturias, Consejería de Cultura

La cuenca del Nalón, la más amplia de la zona cantábrica, conformó un territorio paleolítico extensamente recorrido y explotado por los grupos paleolíticos. De ello queda constancia en la distribución de los sitios con arte paleolítico documentados. En su mayoría son abrigos exteriores con grabados que presentan una enorme uniformidad estilística, técnica y temática: el carácter sintético y abreviado de los motivos, el grabado profundo y el tema de la cierva como una constante en la iconografía de la cuenca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s