“Aparece un tipo específico de representaciones que enlaza directamente con lo observado en otras cavidades cantábricas” (María Soledad Corchón, 2009)

Columnas pintadas en la gran sala de La Peña de Candamo. © Texnai, Principado de Asturias, Consejería de Cultura
Columnas pintadas en la gran sala de La Peña de Candamo. © Texnai, Principado de Asturias, Consejería de Cultura

LAS RECIENTES LABORES DE INVESTIGACIÓN llevadas a cabo en la cueva de La Peña de Candamo se iniciaron en el año 2006, y se han venido desarrollando hasta en año 2013. Tras una primera revisión de los paneles decorados, y ante los prometedores resultados que se obtuvieron, se decidió acometer un ambicioso proyecto, dirigido por la catedrática María Soledad Corchón (Universidad de Salamanca), que abarcaba distintos objetivos:

La prospección arqueológica.

Un diagnóstico inicial sobre el arte paleolítico existente, con la sistemática prospección de las formaciones y paredes de la cueva.

Una evaluación preliminar del estado de conservación de las representaciones gráficas, tras los estudios llevados a cabo en la década de los 80 por Manuel Hoyos y Javier Fortea.

El desarrollo de analíticas de pigmentos mediante procedimientos indirectos (espectroscopia Raman).

El levantamiento de una nueva topografía de la cueva con el desarrollo de una nueva planta, ya que la existente databa de 1919.

La realización de un modelo laser 3D, restituyendo la geometría y la volumetría de la cueva, y de una reconstrucción fotorrealística mediante ortofotografía, generando un sistema de información arqueológica y una visita virtual.

Los resultados de la documentación del arte parietal son todavía provisionales, pero destaca el hallazgo de un tipo específico de representaciones, caracterizadas por trazos y puntuaciones asociados especialmente a formaciones geológicas, que han permanecido inéditas por el escaso interés que se prestó en su momento al estudio de dichas marcas. Presentan claras analogías con marcas documentadas en Tito Bustillo, La Lloseta o El Pindal, aunque también tienen su reflejo en otras cuevas cantábricas como El Castillo o Ekain. También se han documentado grabados inéditos en el Talud y en la llamada Galería de las Batiscias, zona oculta de paso angosto donde en su momento Eduardo Hernández Pacheco describió restos líticos y óseos que permanecen in situ y que han sido revisados y documentados.

El desarrollo de un proyecto integral del arte parietal paleolítico de la Peña de Candamo puede situar esta cueva en un lugar preferente en los estudios sobre la actividad gráfica paleolítica en la cornisa cantábrica.

iconpdf

M. S. Corchón y D. Gárate: “Nuevos hallazgos de arte parietal paleolítico en la cueva de La Peña (Candamo, Asturias)” en Zephyrus 65, enero-junio 2010, pag. 75-102 (26,4 mb) 

M. S. Corchón, D. Gárate, H. Valladas, O. Rivero, E. Pons-Branchu, P. Ortega y C. Hernando: “De vuelta al punto de partida: Nuevas dataciones del arte de la cueva de La Peña de Candamo (Asturias)” en Zephyrus 73, enero-junio 2014, pag. 67-81 (16,5 mb)

M.S. Corchón, D. Gárate, O. Rivero, P. Ortega y C. Hernando: “Arte parietal paleolítico de la cueva de La Peña (Candamo, Asturias). Cien años después de Eduardo Hernández-Pacheco”. En M.S. Corchón y M. Menéndez (eds): Cien Años de Arte Rupestre Paleolítico. Centenario del Descubrimiento de la Cueva de La Peña de Candamo (1914-2014), 2014, pag. 31-51 (3,2 mb).

MÁS INFORMACIÓN:

LA PEÑA DE CANDAMO. PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

LA PEÑA DE CANDAMO. CUEVAS VISITABLES

copy-barra_arte.jpg

Un comentario en “La Peña de Candamo

  1. Aprovecho el hueco que permite este blog para hacer un comentario y, sobre todo, una NOTA DE ATENCIÓN respecto al nombre de esta cueva.
    La cueva está situada en la localidad de San Román, en el concejo (municipio) de Candamo y se abre en un afloramiento calizo conocido con el nombre de La Peña (según alguna noticia local, La Peña Blanca). Por esta razón, cuando Hernández Pacheco publica su monografía en 1919, la titula “La Caverna de La Peña de Candamo (Asturias)”. Probablemente, la forma más utilizada para referirse a ella ha venido siendo la abreviada, esto es, simplemente “Candamo” (“He visitado Candamo”, “He leído un artículo sobre Candamo”, etc); sin embargo, para referirse a ella de una manera más precisa se debería decir “la Cueva de La Peña”, “la Cueva de La Peña de Candamo” o “la Cueva de La Peña de San Román de Candamo”. De ahí que también esté bastante extendida la forma que se utiliza en este blog, “La Peña de Candamo”.
    Lo que es inaceptable, y aquí viene mi llamamiento, es la expresión “Peña Candamo”, utilizada reiteradamente por el muy apreciado y respetado profesor González Sainz y, consiguientemente, por todo su ámbito de influencia académica.
    Así, a través de estas líneas ruego encarecidamente a todos aquellos prehistoriadores que escriben más allá del río Deva, esto es, desde Cantabria al Pirineo, rehagan la expresión “Peña Candamo” y nos devuelvan la Cueva de La Peña a la literatura científica.
    En Asturias hay muchas Peñas: Santa, Blanca, Labra, Prieta, Mea, Manteca, Ten, Redonda, Ubiña, Rueda, Beza, Chago, Mayor, Castiellu, Castil, Sobia, Furada… Incluso, en el ámbito de la prehistoria, Tú, pero no Candamo. Esa es “La Peña”. A secas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s