LAs excavaciones en la cueva de Coímbre se han centrado hasta ahora en dos sectores, que ponen de manifiesto una ocupación intensa a lo largo del Magdaleniense, sin descartar momentos de ocupación más antiguos que podrían retrotraerse hasta el Gravetiense, según los resultados obtenidos en el llamado sector B. Destaca la gran cantidad de útiles recuperados, a pesar de lo reducido de la superficie excavada.